Henry Peach Robinson: Un pionero de la fotografía

Dio al mundo un arte de impresión combinado, que era una tecnología exclusiva de montaje fotográfico: se grabaron unos planos diferentes en una cinta y luego se reunieron en una sola imagen superponiendo los dos o más negativos. Aunque no todos aceptaron este método, porque muchos se sintieron engañados y no reconocieron las fotos creadas por el maestro, no rompieron el espíritu de un joven talentoso. Estaba desarrollando y mejorando sus habilidades fotográficas con mucho trabajo. Muchos años después, se otorgó una beca de la honorable Sociedad Fotográfica de Gran Bretaña para rendir homenaje a los logros de Henry Peach Robinson en el ámbito de la fotografía.

Biografía

Robinson se crió en una familia numerosa en una ciudad británica de Ludlow (Shropshire). A la edad de 13 años, comenzó a estudiar pintura y dibujo, pero nunca había alcanzado la actividad profesional. Henry, sin embargo, continuó dibujando imágenes como un hobby, y en 1852 su trabajo se convirtió en parte de la exposición en la Royal Academy of Arts. Este momento resultó ser un punto de inflexión para él: después de haber comenzado a tomar fotografías en ese momento, logró abrir su propio estudio fotográfico en Leamington 5 años después.

Al igual que muchos fotógrafos de la época, Robinson sufría de mala salud debido a la exposición a sustancias químicas tóxicas utilizadas al trabajar con películas. Pero esto no le impidió participar activamente en la apertura de nuevos estudios y escribir trabajos teóricos muy importantes y útiles sobre los efectos de la composición y el uso de la luz y la sombra.

El desvanecimiento más controvertido de Robinson (1858)

El estilo único y la creatividad excepcional.

Las obras de Henry Peach Robinson no pueden llamarse simplemente bellas o simplemente mediocres. Sorprendentemente, sorprendió a los observadores por su enfoque innovador. Muchos no estuvieron de acuerdo con su visión del arte e incluso condenaron al joven fotógrafo. Acostumbrados a la noción clásica de imágenes como un reflejo de la realidad, los colegas se tomaron su tiempo para aprender o repetir el procedimiento de impresión combinada. La naturaleza contradictoria del éxito ha hecho su trabajo, sin embargo. En el siglo XXI, Henry fue admitido a un fotógrafo talentoso y un representante clásico de la fotografía británica.

Henry Peach Robinson nunca estuvo de acuerdo con la idea de que la imagen era solo una fijación de imágenes cotidianas, apareciendo ante sus ojos. Robinson estaba buscando nuevas formas sin ningún temor de salir del marco convencional. Inspirado por pintores medievales, estaba trabajando deliberadamente con una historia polisilábica y muchos detalles. Como artista, pudo encarnar sus fantasías en el papel con un solo toque del pincel, pero como fotógrafo en el siglo XIX, en teoría, no tuvo la oportunidad de cambiar la composición después de disparar el obturador de la cámara. Pero en la práctica, Henry volvió a crear el ABC de la edición digital (que, como el arte, fue reconocido plenamente solo 140 años después) con la ayuda de las herramientas disponibles y el entusiasmo incontenible.

No es de extrañar, se le llama padre del pictorialismo (estilo internacional y movimiento estético en el arte fotográfico, que realza los detalles). Impuso diferentes imágenes (o más bien sus negativos) en el collage en el arduo trabajo de cada uno para obtener una imagen completamente nueva. Un ejemplo puede ser la fotografía, inspirada en las pinturas de John Everett Milles "La Dama de Shalott".

El fotógrafo era demasiado propenso a los detalles. Prestó gran atención a la composición de la imagen y al estudio preliminar de cada detalle. A menudo, creó bocetos de trabajos futuros en el papel, la ubicación de la imagen de los objetos y las personas, etc. Luego buscó la posición correcta de la luz y los modelos.

Herencia teórica

Como artista activo, Henry Peach Robinson dirigió conferencias, presentó trabajos y promovió activamente sus opiniones en círculos de ideas afines.

El fotógrafo dejó una gran cantidad de trabajos teóricos para las futuras generaciones de los mismos artistas valientes y talentosos como él. Manual para principiantes y profesionales: Efecto pictórico en fotografía: sugerencias de composición y claroscuro para fotógrafos se considera una pieza canónica de literatura sobre el pictorialismo en todo el mundo. Cuenta la estética de la fotografía y los métodos prácticos para transferirla a la imagen. Además de este trabajo, Robinson escribió varios libros más sobre el efecto electoral en fotos, pintura ligera, un arte de la fotografía, fotografía de paisajes, etc.

Languedok Autor

Deja un comentario